Si tu pastor no te gusta, haz una protesta fuera de tu iglesia…

¿Cómo los creyentes seremos influencia en el mundo político si hay entre nosotros quienes incitan a la rebelión contra las autoridades puestas por Dios? “Porque la rebelión es como pecado de adivinación, y la desobediencia, como iniquidad e idolatría. Por cuanto has desechado la palabra del SEÑOR, El también te ha desechado para que no seas rey”. 1 Samuel 15:23

¿Se imaginan un grupo de feligreses  protestando fuera de una iglesia dirigida por un pastor que no les gusta? Bueno, eso no lo ví, pero se que ocurrió mientras  estaba dentro del templo, un día de escuela dominical,  hace 20 años atrás.

Es que así lo hizo Israel frente a Samuel, querían un Rey como el que tenían los pueblos vecinos, no un hombre dedicado a predicar y dar sabiduría, sino uno con brazo de hierro que juzgara con poder e infundiera miedo entre las naciones. Así surge un Saul, representando un gobierno de hombre que rechazó a Dios.

Es que así lo hizo un Adonías, que creyéndose más regio, sabio y fuerte que su padre David, usurpó el trono mediante la manipulación y cohecho de las masas, rodeando de agasajos y viandas a quienes serían sus eventuales partidarios.

Casi todos los reyes de Israel eran malo, y solo los profetas se atrevían a declarar la virtud de Dios frente a ellos para que enmendaran sus caminos, no con discursos inspirados en reivindicaciones sociales ni aspiraciones políticas universales, sino que inspirados en el Poder del Espíritu Santo para traer los valores del Reino de Dios sobre sus propios gobiernos.

La misericordia de Dios aún es grande, y a veces incomprensible. Quita reyes, y pones reyes, y puso a un Hitler que mató  más de 6 millones de judíos, y puso a un Pinochet en cuyo gobierno se violaron los derechos humanos de miles de chilenos. Y aun con eso, unos levantan la voz contra los gobiernos presentes, y los pasados también.

A la iglesia nunca se la obligó a abanderarse por un partido político,  pero si a Ser el Modelo del Ciudadano Ideal, Jesucristo enseño a que sus discípulos se sujetaran a las normas tributarias de Cesar, y el Apóstol Pablo a someterse a las autoridades superiores puesto que establece el principio de que TODA autoridad ha sido establecida por Dios (Rom.13.1).

– “Pero, hermano, es que este Presidente promulgó una ley que sanciona con cárcel o multas a quien hable contra la homosexualidad, por tanto no  estaría transgrediendo Romanos 13:1 si no reclamo contra esa ley,  porque se opone a los principios del Matrimonio, a los principios de Dios- me dirán algunos de Uds., y yo les digo que tienen razón. Pero entonces predique contra la homosexualidad y seguirá sujeto a la Autoridad,  cumpla la ley sometiéndose a la cárcel, con ello ud. seguirá sujeto a la autoridad.

No es simplista decirlo, pero si predicar contra las aberraciones sexuales va contra la ley por la cantidad de penas impuestas, entonces no lo haga, pero si sus principios son mas radicales, integros y agresivos ¡Hágalo!, se hará infractor de la ley,  pero se habrá sometido a la autoridad si cumple la pena (si es necesario, sea reincidente) No obstante ¿Quién está dispuesto a padecer prisiones por seguir los Altos Principios, como forma de sujetarse a la Autoridad? Pablo estuvo en ellas por predicar a Jesucristo cuyo mensaje fue prohibido, pero no se escapó de la cárcel ni incitó a los cristianos a huir de los circos, porque se sujetó a la autoridad.

Hay creyentes que promueven la Rebelión contra la Autoridad, porque es fácil ponerse un polera ProFamilia, ir a “reclamar” por leyes justas o contra leyes que se oponen a Dios, pero que difícil pareciera que los creyentes hicieran de la oración y el testimonio  de influencia sus principales arma de guerra, porque ¿quién hay que esté dispuesto a ser usado para abrir una puerta en aquella esfera donde dirige el diablo?

Fue por una oración que descendió fuego sobre el altar de Elías, y se logró terminar con el gobierno de Acab manipulado por la mente maquiavélica de Jezabel. Fue por la  oración   y cánticos que se provocó una revolución en el sistema penitenciario romano, cuando Pablo y Silas lograron retener a todos los delicuentes mientras se produjo el terremoto.  Es un principio divino que se manifiesta por la oración,  Pablo lo comprendió y rogó que los creyentes lo pusieran en práctica, y ruega a la iglesia de Colosa que ORE para que el Señor “nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso...”

Entre creyentes entonces ¿como se abren las puertas a todas estas esferas de influencia como la educación, trabajo, salud, política, cultura, entretención, etc para llevar las soluciones que trae consigo el mensaje de Jesucristo? ¿Reclamando en las calles por derechos justos o contra leyes inmorales? y vuelven a replicar en mis oídos las palabras del Apóstol Pablo:

“oren por nosotros, para que el Señor nos permita entrar con el mensaje de Jesucristo donde se hacen las leyes, donde se ejecuta, y donde se juzga a los hombres, donde se gestan los proyectos culturales, donde se elaboran los planes de educación, donde se determina y fiscalizan los recursos económicos  para obras sociales, donde se hacen las riquezas, en las bolsas de valores, en el mercado, donde se negocian los tratados internacionales y se firman las alianzas” (paráfrasis mía de Colosenses 4:3)

Entonces, si tu pastor no te gusta, no se de que bando eres, porque al menos al de Jesucristo no, por que SU IGLESIA  no fue llamada a la rebelión, ni a la anarquía, ni a la democracia, sino a la Reconciliación del mundo con Dios. El Reino de Dios no es de este mundo, pero lo estamos trayendo a Él, venciendo al príncipe de éste siglo.

Cumplir una pena por cometer  una infracción es someterse a la autoridad también, si el día de mañana hay leyes que atentan contra los valores de la Santidad o la libertad de expresar la Fe en Dios,  sancionadas con fuertes penas en caso de no cumplirlas, ud. estará en el Valle de la Decisión, y sabrá a quién sigue; pero antes que surjan esos actos de autoridad atentatorios a la fe, deje de protestar fuera de su iglesia, invierta los talentos y desarrolle sus capacidades impartidas durante su vida, manifieste el testimonio de la Verdad que influya en otros con el poder del Espíritu Santo, y pida la oración para que se le abran las puertas para llevar el Evangelio donde aún sigue siendo escabroso estar.

9 pensamientos en “Si tu pastor no te gusta, haz una protesta fuera de tu iglesia…

  1. Pingback: Si tu pastor no te gusta, haz una protesta fuera de tu iglesia… | Blogs Cristianos

  2. es cierto .no hay nada mas triste q estar murmurando de un hermano y mucho mas triste hablar mal de un pastor en mi iglesia acabamos de pasar por algo parecido y siento q se contristo el espiritu santo .por un diacono en una junta dijo q el pastor hablaba mal de los hermanos y q era un chismoso mentiroso me llene de tristesa mi corazon me dolia no podia digerir tanta malda este hermano perdio la razon .

    • Dios te bendiga Josefa:
      Pero tranquila, la iglesia es de Jesucristo, el príncipe de los pastores, Él mismo hará Justicia a favor de su siervo, y rompera el yugo de la soberbia sobre tu congregación. Siga al lado de su pastor y familia, y sea un apoyo en todo para él!

  3. el pastor estan humano como yo!!! como lo voy a seguir si esta equivocado si llena de leyes la iglesia que no son de Dios como lo voy a seguir, pero estoy a favor de no murmurar y contaminar a otros para eso unno puede conversar pero muchos pastores sobre todo pentecostales creen que su voz es la voz de Dios y que esta no puede ser traspasada en todo lo que se les ocurra…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s