lo dije un día… ser una comunidad de “traumados”

La iglesia debiera ser una comunidad de traumados, precisamente porque es la marca la que nos recuerda la experiencia vivida, el mensaje comunicado, es por una marca que somos confrontados con el resto, una ceja rota o un ojo morado puede ser símbolo de violencia intrafamiliar, pero no siempre un muslo descoyuntado es símbolo de accidente, o una ceguera permanente es efecto de la radiación solar; entonces un Jacob o un Pablo, confrontados con su propia realidad, sólo lograron comprender la voluntad perfecta cuando fueron “traumados” por el mismo Dios, quedó la huella, y fueron espiritualmente restaurados. Hay una evidencia, que no es sólo una apreciación interna, es una señal de que hemos estado o no con Dios, se manifiesta el olor del conocimiento de Cristoolor de muerte por causa del pecado, hay un resplandor que va en aumento, y tinieblas profundas si nos apartamos de lo agradable y perfecto.  No es una evidencia de palabras hermosamente expresadas, o convincentemente argumentadas, es  la simple comprensión del poder del Altísimo sobre las personas, que las hace diferentes, casi extraterrestres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s