El misterioso arte de crear Conspiraciones.

Para nadie es ajeno que la llegada del hombre a la luna fue tema recurrente de la sociedad de entonces, y con el paso del tiempo, transformado en un comidillo de conspiraciones: todo había sido un montaje. Y luego nos dicen los estudiosos, que la naturaleza del hombre es tendiente a conspirar de todo lo que es ambicionado con la envidia mal sana, y la vanidad de ser mostrados como los “salvadores” de ese “mal inventado”, pues eso son las conspiraciones: creaciones  malévolamente “artísticas” . El arte de ambientar el mal.

Y las hay en todos lados, ya habré aludido someramente a algunas teorías fabulosas, dignas de best seller para quienes tienen más de dos dedos de frente, pero que pueden resultar verdaderos neoevangelios “vivificadores de las profecías del fin del mundo”. Y nace la Teoría. Y como teoría es válida, pero no concluyente. Sin embargo se actúa en base a una presunción, y se vive conforme a supuestos,  pareciera que nada es real, sino que posiblemente real, y aparece una Matrix controladora de todo, el líbre albedrío pareciera un ideal, todo está friamente calculado.

Así, el miedo se cierne sobre el entendimiento,  desafiando con actitud mesiánica, al sistema, comunidad o  persona contra la cual se conspira.     Pero el artista de conspiraciones  vive con miedo. El que lanza la piedra  y oculta la mano, o a quien se la alcanzaron a ver, suele  iniciar  tratados de reivindicación de sus derechos a “decir su verdad”, victimizándose absurdamente de atentados contra la integridad de su lógica. Basta notar aquellos escritos, que rayando en la locura y manipulación artificiosa de la Escritura,  se refugian de supuestas amenazas. Potente  es la palabra, pero  indudable es que vive sometido al  miedo el que conspiraciones crea, entonces ¿A donde queda su fuerza y protección cuando sus falacias quedan expuestas? Les basta acuñarle a un ser superior la cobertura, entonces la libertad para hablar a diestra y siniestra se ocultaría en su “dios”. Sus mentira dichas 10 veces se transforma en “una verdad”, y cuando se da cuenta de que era mentira (porque no faltará el que es un enfermo mental, cual es el mitómano, ni tampoco faltara el que habla apresuradamente), no sabe cómo remediar la avalancha de responsabilidades que el deber moral acarreará consigo. Decir la verdad es fácil porque  requiere una dosis de valor que emana de los corazones nobles,  pero retractarse de sus mentiras, requiere del valor, humildad y humanidad para restaurar el perjuicio causado. Pedirle al conspirador que se retracte es como pedirle a un gato criado como perro que se  comporte como gato al final de sus días o a un niño de 5 años que salte en paracaídas.

Es que no podemos ser ciegos intelectualmente, o voluntariamente ingenuos, el conspirador se presenta siempre como una especie de “mesías salvador” (Hemos sido llamados para denunciar las maquinaciones del Nuevo Orden Mundial, ¡Todo es culpa de los Illuminatis! ¡y que les corten la cabeza! ¡A la hogera los herejes!”), crea el ambiente propicio para propagar su “arte” escudándose como cuantos otros en una “revelación” directa e incuestionable (porque de alguna manera tiene que contrarrestar las revelaciones de aquellos contra quienes éste conspira), y luego, milimétricamente calculado, se presenta como el “restaurador” de la senda antigua, un curador del arte de enseñar “una verdad“. Más claro queda al notar al camarlengo del Vaticano  de la película  “Ángeles y Demonios” (obviamente la novela es más tronadora),  el inesperado desenlace de éste salvando al mundo de una explosión inminente, desenmascara una realidad que no es tan ajena a los círculos murmuradores, ni a las logias virtuales de difamación, es decir, una simple red interconectada de blogs.

Sean o no verdad, quien las crea vivirá conforme a ellas, entonces no dejará que implanten un chip en su mano (Agradecido siempre de las fantásticas historias del fin del mundo) y se ira a las montañas a vivir como un monje que huye de las corrientes de este mundo; otros,que si bien son menos tecnológicos, deciden ponerse el 666 con gran orgullo. Y tal es la paranoia  y capacidad “creativa” que antes de la famosa marca de la bestia primero seremos vacunados contra la AH1 N1 . El conspirador o el que cree fervientemente en eso los sataniza sin piedad. Pero tambien dicen que el Gobierno de tal presidente es el más corrupto del mundo, cuando en realidad ocupa en 5 lugar de probidad, pero conspiración y política se hacen aliados para derrocar al Presidente de turno.  es Y lo terrible es que lo creen a pies juntos, dandole el valor propio de verdad absoluta. Entonces si se cree que los nuevos evangelios son traídos por ángeles del cielo, hay conspiradores que han creado nuevos evangelios sin necesidad de un éxtasis angelical.

Y discurro, ya no sobre situaciones del poder secular o el mundo temporal, sino sobre la comunidad universal de “conversos”. Viendo la Pelicula “La Niebla” recordaba las veces que de rebote aparecían comentarios o extensos post sobre la apostasía y todas esas cosas que hacen latir el corazón de ciertos “contendores”. Parte de una fantasía y un error militar norteamericano, una extraña niebla se cernió sobre un pueblo, y seres extraños atacaban a los seres humanos. Un grupo de personas queda refugiada en un supermercado, y entre ellas había una mujer “cristiana”, evidentemente paranoica pero con gran capacidad de persuación, logra convencer a casi la totalidad de ellos de que esas criaturas abominables eran producto de no “buscar a Dios” ¡Es Juicio Divino!, y que seguiría devorando personas  si no accedían a un “verdadero arrepentimiento” y se volvían a la Fe, que ella decía era la correcta. Al final se desató una sicosis por ofrecer a los racionales del grupo como un “sacrificio vivo” a esas criaturas refugiadas en la niebla, permitiendo así que los “verdaderamente arrepentidos”, los nuevos creyentes del  supermercado,  fueran salvados de esa masacre infernal. Transcurrieron unos días, y pasó el peligro, la religiosa  paranoica fue víctima de una conspiración, y los “racionales” murieron asesinados voluntariamente al perder todas las esperanzas.

POST RELACIONADO

De paranoias Escatológicas y la teoría de la conspiración.

5 pensamientos en “El misterioso arte de crear Conspiraciones.

  1. Pingback: El misterioso arte de crear Conspiraciones. « Profetas Vivientes « Todo el Cine - Tu blog de cine

    • Es que eso es un mar de fantasías y buena pluma de escritor, lo que expongo centralemente es referente a “realidades paralelas” creadas por la esquizofrenia religiosa. El CdV es evidentemente novela, hay que tener mas de dos dedos de frente para darse cuenta de eso, no habría porqué hacer un escándalo de proporciones por esa literatura fantástica, aludí a “ángeles y demonios”, como una muestra, porque entrar en su análisis exhaustivo, se lo dejo a otros, que leen, precisamente, literatura fantástica. EL asunto de las conspiraciones, si bien se desarrollan en la fantasía de muchos, en el interior de otros resulta una verdad absoluta, la “pura y santa verdad” y eso me resulta atroz, pero por mi parte, sujeto a un escándolo que se modigera lentamente. Buenas noches

      • Y reitero que acá, toque una parte de un gran tema, y fundamentalmente del enfermizo fanatismo fundamentalista y religioso, que hace que algunos locos por la fe, se transformen en esquizofrénicos de la religión.

  2. M parec q las conspiraciones n son cuentos malvados o mentiras,si no q son propositos para undir u o destruir a fulanos en siertos sentidos tanto fisica y mental como economicamente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s