El sutil Gobierno de Mamón.

…y su teología de la No Prosperidad”

Ese es su nombre y significa “riquezas” (Luc. 16:13), no gobierna en trono de oro, pero si en corazones de carne. No pide diezmos ni pretende recibir tus ofrendas, precisamente porque anhela que el dinero siga en tus bolsillos, en ellos se encuentran sus bóvedas siniestras. No está dispuesto a confraternizar con los que hablan de la prosperidad, pues es más seguro tener riquezas trabajando que viviendo por fe, y el único tributo por él exigido es trabajar hasta perder la vida por una moneda de peso.

Claro, la fe sin sus obras es muerta, pero las obras sin su fe son vanidad y una cuota extra de estrés laboral (Eclesiastés 4:6)

Mamón no ama tu dinero, ama tu ambición por obtenerlo, y tu avaricia por guardarlo. Quien te lo pida, sea como limosna o como ofrenda, se transformará en tu enemigo, será el más grande ladrón que hayas conocido, el que mina tu casa mientras duermes.

Mamón es desafiante y belicoso, está dispuesto a derramar sangre por la codicia, no tiene pelos en la lengua cuando se trata calumniar a los siervos del Dios Viviente llamándoles mafiosos o ladrones del rebaño, cauteriza las mentes con el sello de agua de un billete o el timbre de una letra de cambio. Por eso cuando acaba del día, muchos cuentan su ganancia y ven si les alcanza para mañana, se dan cuenta que no pudieron comprar el remedio para un hijo, pagar la tasa de interés o quizás pagar una cuota de una tienda de ropa, entonces se gastan el diezmo en lo “urgente” , creen que lo verdaderamente requerido es aquello que se soluciona con dinero, y si les sobra, quizás den una ofrenda al Proveedor de las verdaderas riquezas a modo de limosna en la reunión del próximo domingo.

Mamón también tiene una belleza, vestida de “soberbia humildad”, impregnada con el brillo del oro “no ganado por fe sino que por el sacrificio de la paz del obrero”, con la refinación de la plata escondida en una compañía de luz, y la mirada vidriosa de aquellos que lo aman .

4 pensamientos en “El sutil Gobierno de Mamón.

  1. Hola Fernando:
    Hablar de Mamón es hablar no solo de riquezas en dinero, sino de todo aquello que implica aferrarse a algo y que no sea Jesucristo, tus riquezas pueden ser materiales, también pueden ser los estudios, recuerdos, personas, etc. Una vida que sigue a Mamón prefiere usar el dinero del diezmo u ofrenda para pagar la deuda que tiene con el banco antes que lo embarguen, pero también suele criticar la razón del porqué se ofrenda o diezma.
    La manera que nos ayuda a salir de ese “hechizo de los afanes del dinero” es aprender a depender de Dios, y eso se logra por medio de respuestas agresivas a seguirle. Al Joven Rico se lo invita a vender todo lo que tiene, darlo a los pobres y luego a Seguir a Cristo, pero como seguía a Mamón no logró sino darse la vuelta.
    La determinación es fundamental, quien quiera aprender con ella necesita ofrendarlo todo, implique un desprendimiento radical, total o el uso de toda las riquezas para el servicio a Dios. Quien diga seguir a Jesucristo no le costará el desprenderse de cosas, pues sabe que Él proveerá.
    ¿Para que hacemos riquezas por medio del trabajo? ¿para nuestros caprichos y bienestar personal o familiar? Creo que sabemos la respuesta, y ella será crucial al momento de pasar de la autoridad de Mamón a la de Jesucristo.
    Saludos!

  2. Gracias por contestarme Roberto , quiero comentarte algo mas: entiendo que depender de Jesucristo es creer en el y creerle a el, solo que aun no he encontrado la forma de vivir fuera del trabajo que realizo en el mundo, y me parece que asi vivimos muchos que aun sabiendo tener llamado en el reino de Dios, no encontramos la manera de independisarnos totalmente del gobierno de mamon, seria muy saludable para el alma de muchos que como yo , queremos servir a Dios en en el reino ,nos orientaras como empezar esta decision, por lo que me dices en tu respuesta, el gobierno de mamon va mas alla de dinero, incluye pensamientos, anhelos, sueños, y sobre todo; tiempo dedicado a esta terrible trampa la cual nos aleja del reino de Dios y de Jesucristo .
    Dinos por favor una estrategia para vivir, y dar el sustento a la familia, sabemos tu y yo que vivir en estos tiempos incluye , comida renta, telefono, luz, agua, vestido, y que Jesucristo es real cuando dice que no nos afanemos , ¿como empezaste tu?

  3. Hola Fernando!
    Así como una estrategia para vivir sin el afán está por comenzar a ordenar las prioridades. Debes recordar que al Joven rico quizás no le faltaba nada para alcanzar las bendiciones del Reino de Dios, pero llegó el momento en que es confrontado con aquello que lo mantenía atado a este mundo: sus riquezas, y no es que Jesucristo le dijera que se hiciera pobre, en otras palabras Jesús le decía ofrenda, sirve con tus bienes al Señor y compartelo con otros, diezma, aprende a desprenderte de aquello que te mantiene ansioso.

    Así empecé yo, ordené mis prioridades, aún en ese ajuste, claro, y lo primero que hice después de un tiempo de violencia con Mamón fue diezmar, nadie me lo exigió, nadie me dio una reprimenda por no hacerlo, creo que el Espíritu Santo interviene cuando comenzamos a sujetarnos a la voluntad perfecta. No recibo sueldo en la actualidad, estoy en proceso de terminar mi carrera y avocado exclusivamente a mi examen de grado, recibo de mis padres menos dinero que antes, y a veces pareciera que lo que recibo no me alcanzara ni para ofrendar (gasto locomocion, materiales de estudio, articulos de aseo personal, etc.). Y de lo que casi no me alcanza para nada comence a ofrendar, a diezmar, y hasta Hoy puedo decir que Dios es fiel, me ha sobrado incluso para ahorrar, algo que no sucedía cuando no diezmaba u ofrendaba. El punto no es si ofrendo o diezmo, es hasta qué medida Dios se hace Señor de todas tus riquezas, dinero, familia, trabajo. Al Esclavo el apóstol Pablo recomienda servir a sus Amos como si fuera al Señor, sin reclamos, con excelencia. Entonces, hay un acto de obediencia que seguir “vende todo lo que tiene y dalo a los pobres”, no es solo fe como buscando la prosperidad, es enfocarse en que siendo dadivoso estoy alimentando la fe que actua por obediencia, me enfoco en el Reino de Dios, y no nos faltará nada.!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s