¿Eres mi maestro?

Muchas de nuestras actitudes frente a la vida no son sino evidencia de una conducta influenciada por nuestra herencia familiar, repetimos patrones similares a los de nuestros padres, ellos repitieron los de los suyos y estos los de los suyos. No es extraño ni desconocido al estudiar el comportamiento humano que aunque seamos distintos a nuestros ascendientes siempre habrá algo que delatará nuestro origen familiar, por una forma de decir las cosas dejaremos en descubierto quienes son nuestros padres, como fueron incluso nuestros abuelos.

No resulta complicado pedirle a un discipulo que trate de aprender todo lo que el maestro le enseña, que capte la esencia del mensaje, que adecue su estilo de vida a la enseñanza que se le imparte, que imita la vida del líder de modo que logre ser de él una fiel reproducción en contenido y misión. Así es en todo orden de cosas donde existe un individuo y un mentor orientando su vida. Y el discipulo deja de ser un mero espectador de enseñanzas, se compenetra con el emisor del mensaje, hace carne sus palabras de modo que por sus venas llega a correr la misma sangre, y por medio de alguna herramienta disuasiva logra reflejar la imagen de su maestro donde quiera que vaya. Entonces comienza la familiaridad del discipulo con su líder, la relación se hace más estrecha, ya no es un extraño, adopta la figura de un hijo, pues el nace a una nueva realidad porque hubo una persona que lo escogió primero a él.

La realidad es cruda, y me resulta a veces indignante, porque cuando leo al Apóstol Pablo diciendo “Sed imitadores de mí como yo de Cristo” intento bajar esas palabras a mi propia humanidad y espiritualidad, entonces miro alrededor y no oigo a nadie repetirlas, entonces imitamos a quien se nos ocurra, o si pretendemos establecer un grupo de discipulos les enseñamos de los que dice un determinado catecismo o libro, pretendiendo ser lideres íntegros se ejerce una influencia nociva, o demasiado severa o demasiado permisiva. Suele suceder- con afán de mea culpa, si alguna vez todos fuimos vulnerables o quizás alguno se siga sintiendo asi- que el que discipula sobre como tener una vida sin afan, ansiedad y cargas tenga su vida sumergida en la depresión, estress, enfermedades nerviosas, o el que habla de la prosperidad tenga su cuenta corriente en pleno proceso de cobranza judicial. Entonces hoy, nadie quiere ser líder, ni nadie quiere ser discipulo… entonces la sabiduría clama por las calles pidiendole a los hombres que entrando en razón le den su corazón y dejen de ser autosuficientes feligreses itinerantes o inmisericordes con el derredor.

Es que nadie debiera permitir que se siga desintegrando la sociedad por medio de la rebelión humana al Orden Divino, ni que la metralleta fundamentalista siga matando “gente impía”. Que existan mentores fundados en los Altos Principios de Dios es imperativo para que las naciones se reconcilien con la Verdad y la Vida, que emerjan con la medida de la fe indispensable para levantar su voz y testimonio, solo entonces la humanidad tendrá el modelo de “ser humano” creado a la imagen y semejanza divina. Porque al fin y al cabo, quien siga por el sendero del vía crucis con su propia cruz es digno reflejo de quién lo llamó para ser su discipulo.

Si el problema de hoy no es un tema de cuanto practico de lo que predico, sino que a cuantos discipulos y con que tipo de calidad estoy formando, sea con un patético estilo de vida, o con la incólume integridad y consecuente manera vivir.

4 pensamientos en “¿Eres mi maestro?

  1. MI NONBRE ES PIEDAD YYO MESTABA RENEGANDO DE DIOS LLEBABA DOS MESES SIN TRABAJO Y SUBRIENDO MUCHO CON MI PAREJA PELEABAMOS MUCHO Y NO ABIA PAZ PERO PEDI A DIOS CON MUCHA FE Y EL ME ESCUCHO TENGO ENPLEO Y MI RELACION BA MEDIANAMENTE BIEN GRACIAS ADIOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s