Sin miedo, al Fin!

Las dos primeras semana de marzo fueron unas de las mas tortuosas mentalmente hablando, mis últimos repechajes en la universidad para estar ad portas del esperado egreso. Nunca he pretendido poner en primer lugar mis estudios sobre incluso mi propia vida, pero la controversial lucha de intereses y prioridades fue enorme al momento de ponerme los accesorios previos a un exámen oral. Y como cordero al matadero me dirigí al primer examen de tres, y aprendiendo lecciones en cada paso que daba hacia el aparente patíbulo, una mesa bajo un mantel carmesí con el logo de la Escuela, una columna de tarjetitas con el salvavidas (o la inyección letal), tres profesores con olor a letras y derecho civil tomando cafe con galletas y sus miradas cual verdugos esperando quizás con espectativas mi éxito o quizás con el ansia sádica de ver mi rostro desfigurado al dar vuelta una de las cédulas.

Dos veces más se repitió la imagen: tres profesores, una mesa, y varias horas de incertidumbre.

(foto de errehaciendofotos)

En la última convención aprendí el transfondo del miedo, y que no era un mero sentimiento humano sino un espíritu, para un conservador dicha idea es una locura, “nueva doctrina de demonios”, sin embargo no es sino cuando experimentamos que el verdadero Amor, el de Dios, hecha fuera el temor comprendemos que ese subordinado de Satán había estado en ciertas áreas del corazón aún no rendidas por completo a Jesucristo.

Luche por dos semanas, intensamente con este “señor” llamado Miedo de apellido terrorífico, junto con mi proceso de superar las frustraciones personales siempre estuve conciente que si no se largaba de mi vida no podría experimentar la paz de Dios por medio de su amor. Evité a toda costa a la “señora Ansiedad” y con la oración y declaraciones de fe se empezó a abrir una brecha “interdimensional” para experimentar cuatro milagros en dos semanas: tres asignaturas aprobadas y un fresco entendimiento del Amor de Dios.

Estudié siempre, dos meses previos de resúmenes, tres cerros de apuntes, puse a prueba mi fe y dejé que manifestara sus obras. Pensarán que no es para tanto asustarse por unos exámenes, no esta en juego la vida de uno, sin embargo, y quizás más de alguno me tilde de paranoico, sentí literalmente terror, como si estuviera condenado a cadena perpetua, ese terror de infancia por el cuco o el viejo del saco que revivía en la imagen de mis profesores.

Hoy no siento miedo, al fin, necesitaba volver a revivir el Getsemaní de Cristo, a él sí le costó la vida ¿Que era lo que lo mantuvo de rodillas orando pudiendo escaparse de la muerte que le esperaba? Miedo andaba al acecho, lo acediaba con sus tanques y escuadrones para destruirlo, pero se equivocó de victima, se encontró con el Perfecto Amor, y en la Cruz fue desterrado para siempre. Hoy puedo decir que volvió a equivocarse…ya no tengo miedo

7 pensamientos en “Sin miedo, al Fin!

  1. Hermoso. Me ha emocionado. Y lo digo porque conozco bien a estos señores Miedo y a su señora la Ansiedad. Lamentablemente, yo no puedo cantar victoria como tu, ya que aunque considero que tengo fe en muchas areas aun no tengo la sufiente para lidiar con mis temores. Y quisiera hacerlo, pero en verdad no me da. Por lo mismo a veces debo recurrir a los medicamentos, y no creas que me hace mucha gracia, pero la verdad, cuando el miedo te inunda parece que anda mas existiera….me cuesta confiar en Dios en esto, y no se, quiero hacerlo, pero es algo hasta inconciente que no controlo. Por ahora solo confio en que algun dia podre estar libre, es una promesa de Dios de todos modos y El no miente.

    Y si, te creo que te asusten unos examenes. Aa mi me asustan cosas realmente ridiculas….pero como sea, el miedo es el miedo y da lo mismo que sea lo que lo provoca (a veces como en las fobias puede ser algo que parece infimo, o muy trivial) es algo que estoy segura es espiritual, ya que siempre comienza con pensamientos negativos de la nada que uno no quisiera pensar….

    Muy bonito post.

    Y te felicito por haber superado el miedo, asi como por los examenes. Gracias a Dios por eso.

    Un saludo.

  2. Felicitaciones hermano ROBERTO, por haber entendido lo poderoso que puede ser el miedo, pero en todo este asunto lo mas importante es saber que el temor es inversamente proporcional a la fe, a menor fe mayor miedo y a mayor fe menor miedo y eso afirma lo ocurrido en el huerto de Getsemaní, el maestro sabia que estaba en las manos del padre creador, de igual forma cuando poncio le dijo “sabes que te puedo matar” y el respondio si es la voluntad del padre usted no me pudiera tocar ni un cabello… pero hermano la verdad esta cada dia en cada una de las acciones del los hombre que la buscan, usted descubrió lo grande de su fe y su fe lo ha salvado, asi lo dijo el maestro… entonces hermanos alegraos de que el padre esta en nuestras vidas, obrando de la mejor manera dándonos todos los dias un poco de ese secreto llamado vida… señores todas las noches pidamos a dios que despierte la chispa de amor en nuestros corazones allí esta el secreto encerrado… cuidense felicidad y mucho amor… nuestro padre esta en nosotros…

  3. EL MIEDO Y EL TEMOR SON CAUSALES DEL ATRAZO E INHIVEN LA BÚSQUEDA DEL PROPÓSITO QUE DIOS PROGRAMÓ PARA CADA UNO DE NOSOTROS.
    ¡HAY QUE VENCERLOS PARA CRECER INTERIORMENTE Y SER MENSAJEROS DE LA PALABRA DE DIOS!
    NO HAY RIQUEZAS CON MIEDO Y TEMOR EN TU MENTE Y CORAZON.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s