Los Descendientes del Unicornio

Sí! los unicornios existen, y por si acaso: son bíblicos.

Se cuenta por el historiador griego Ctesias que hacia el siglo V antes de Cristo que habitan en zonas de la India, claro que científicamente se les vinculó a una especial forma de rinoceronte gracias al singular cuerno que llevan en su frente. La posible razón de su “extinción”: ese cuerno con “poderes mágicos” de afición y deseo cuan diamante por las doncellas de la época.

Su origen, como lo cuentan historiadores y cultores de la mitología de este tipo “yace en la hondura del tiempo, en ese Principio sin principio, cuando todo era desierto y vacío, oscuridad y niebla”

Fueron seres veneradosen el culto babilónico junto al “leon dorado”. Unicornio Blanco y León Dorado representando a la Luna y al Sol, y este último representando el continuo “acecho” sobre el primero, el siempre “eterno” cortejo de dos astros inalcanzables entre sí.

Misterioso, hoy mítico y de ubicación universal, recorrian campiñas celtas, bosques de la tundra, lugares escondidos y escarpados; privilegiado era el que lograba observarlo, se cuenta que sólo aquel de alma pura, corazón noble, de profunda belleza interior tenía la dicha de mirarlo e incluso acariciar su pelaje (generalmente blanco y si su ventura era tal, hasta podían subirse sobre su lomo. Majestuosos, rodeados de un halo resplandeciente o sencillamente cabalgando a la orilla de un río por las mañanas aún en penumbra o en los atardeceres cuando los hombres intenta escapar de sus afanes.

Aparte de que eran mucho más graciles que los caballos, ese cuerno en la frente o testuz era el ensueño de los brujo, sanadores etc. Se le atribuía poderes curativos, de ahí la caza y luego pulverización del cuerno: hacer que las aguas se hicieran potable, sanar todo tipo de heridas e incluso prolongar la vida.

Aparentemente invencibles, majestuosos, sabios y hermosos tenían un punto débil: una hermosa doncella, sí se lograba “enamorar” de ella estaba dispuesto a acudir todos los días a su jardín cambiándo su libertad por el cuidado cual animal doméstico, y entonces viendo reducida su voluntad la muerte comenzaba a merodearle y poco a poco esa fuerza, belleza y vigor se irían extinguiéndo hasta la muerte, además, como desde el principio de la humanidad (“post Adan”) existía la codicia, al arrancarle dicho cuerno implicaba su muerte segura e irremediable.

Hoy en día dicho realce mitológico le han dado un potente simbolismo, representando: la Fuerza de la Vida, La Libertad , la imaginación imposible de encarcelar, las ganas de soñar.

(Ahora si lo prefieres y te lo sugiero, pon un poco de música incidental de Ana Mendez si la tienes o alguna producción de Marcos Barrientos de la serie Encuentros con Dios… te sugiero “Yo soy tu Luz” o “Yo soy tu Sanador” y si no tienes de ellos algunos temas lentos de cantos de adoración en tonos menores o quizás ese famoso tema “Respirar” de vineyard music)

Salmo 92: 10 ” Tu enzalsate mi cuerno como de unicornio: yo fui ungido con aceite verde” RV 1865 ( Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco RV 1960)

Sí, aunque me digan que sufro de hipermisticismo, creo que hemos sido como los unicornios por muchos años, de belleza de Jesucristo reflejada en nosotros resplandece cual sol al medio día, y también la belleza interior dada por la propia naturaleza creativa de Dios, pero andan cual unicornios temerosos, quizas hasta con cierta ingenuidad de que “nada nos sucederá porque Dios está con nosotros”, o andamos huyendo de aquello que nos produce terror o nos dejamos embelezar frente al peligro y por esas cosas de la vida descubren nuestros puntos débiles (más bien exponiéndonos al peligro) y caemos presos de algún cazador dispuesto a triturar nuestra fuente de vida. Por eso se nos previene: “sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón por que de él mana la vida. (Prov. 4: 23)

Todos somos poseedores de esa fuerza misteriosa, rodeados de nobleza y majestuosidad, fuimos creados antes que todas las cosas (en los sueños y pensamientos de Dios), se nos había dado una naturaleza y un nombre y se nos forjó el mapa que nos enseña el camino hacia los valles espaciosos donde correr como si volaramos. Se nos enseña sabiduría desde que eramos embrión y se nos dió un propósito.

Pero nos cazan, el enemigo de nuestra alma y sus secuaces intentan encontrar los puntos débiles, hacer de la riqueza de nuestro tesoro un botín, y borrar nuestros nombres y naturaleza de la faz de la Tierra, sigilisosos cazadores, ocultos entre la penumbra de algún bosque.

No obstante el miedo, estamos en ese proceso de comprender el precio de sanar a otros o dar vida en medio de la infernal mortandad. EL cuerno del unicornio significaba restauración, salud, vida a quienes se les suministraba, e incluso un poderosísimo veneno cuando se le empleaba con otros propósitos, pero el unicornio tenía que morir… Previo a la muerte en manos de sus verdugos, Jesucristo fue cual unicornio, en oración recorria con su puños cerrados en fervientes oraciones por aquel jardín, aún la luna no era lo suficientemente resplandeciente como para compararse con él, y entonces, sabiendo que estaba solo sintió la necesidad de despreciar su naturaleza por amor a “una doncella”: una humanidad perdida en una belleza de espinas.

Somos descendientes de este “Unicornio”, claro que ahora, las versiones lo traducen por “Búfalo” , y me resulta mucho más certero este cambio de “naturaleza” lingüistica, y por que no decir también espiritual, no hemos sido llamados para ocultarnos siempre en un bosque en penumbra y nostalgia melancólica (quizas solo en esos momentos para estar con el Creador, pero entonces escogería uno cerca de una playa o entre la precordillera). Sea que tengamos ascendencia “unicorniana” hoy somos como “los hijos del búfalo”.

2 pensamientos en “Los Descendientes del Unicornio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s