APOLOGÉTICA. Una breve defensa de la Visión Celular por Miguel Pino.

Usted no necesita ser un teólogo, un académico bíblico, saber hebreo y griego, ni necesita saberse de memoria las doctrinas básicas de la fe cristiana, y todas las profecías. Ni menos necesita estudiar todas las estrategias del diablo para darse cuenta de la “máxima” necedad de tantos cristianos juzgando a sus propios hermanos en pos de la “sana doctrina” y del “evangelio” de sus propios entendimientos. Al principio puede ser triste, incomprensible y confuso, pero después se vuelve amargo, necio y juicioso al ver a tantos “maestros” hablando, atacando, desprestigiando y hasta maldiciendo a sus propios hermanos por creer y seguir la Visión Celular y su modelo de liderazgo.

seguir leyendo