Y verán como quieren en Chile, al amigo cuando es Forastero

Durante este año he tenido la posibilidad de compartir con personas de distintos países, de hecho viví con un español por 4 meses aproximadamente, y no puedo negar mi sutil prejuicio frente a sus comentarios referidos a Chile como tercer mundista… aún. Claro es que sus impresiones son propias de un pueblo que en la actualidad establece fuertes restricciones para entrar a su País (España) como nosotros lo hacemos respecto de los peruanos o bolivianos y demases emigrantes.

Hace unas semanas atrás se celebró el día del descubrimiento de America o la incorrecta festividad del “día de la raza” (cómo si ser americano requiriese de un día especial para ser festejado). Brotan entonces voces de protestas obvias, pueblos originarios reclamando tierras robadas, usurpadas, quitadas a diestra y siniestra por el entonces poderío español. Con el tiempo, los criollos y mestizos Chilenos supieron hacer riquezas post-Independencia, aparece el Huaso de Salón con la misma ansia de los conquistadores, expandiéndose, robando, a diestra y siniestra. Otros más astutos siguen la herencia española, usan las franquicias y concesiones del Estado para perpetuar el dominio imperialista pero esta vez no por la fuerza, sino que dominando por medio de centrales hidroeléctricas, agua, luz, metro, bancos, medios de comunicación, y como antaño el conflicto entre lo ancestral con el “social-capitalismo moderno” sigue tiñendo de rojo nuestros campos, el rojo de la bandera ha desplazado sutilemente el color del copihue por el de la “sangre araucana”, “por la sangre de 50 mujeres”, “por la sangre de 2 carabineros”, etc.

Somos un país con varias naciones…. y eso no se respeta!, el mundo evangélico ya es una nación y se le ha reconocido quizás no con ese término pero sí con Personalidad de Derecho Público; el narcotráfico es una nación, tienen sus costumbres, folklore, su himno y lema, claro que no es de las mejores, pero igual tiene movilizado a casi un batallon de detectives para destruir sus redes; y los mapuches y demás pueblos originarios siguen su curso intentando abrirse espacio por medio de su medicina, artesanía y cultura, sin embargo, hay una expresión cuando uno se ausenta de su casa por mucho tiempo, al regresar decimos: “ahhh, no hay nada como estar en el hogar”, al menos 64 metros cuadrados con un menudo antejardín que tu padre compró un día, sabes que tienes tu dormitorio intacto, que te espera en el invierno el calor y hacia el verano la frescura. A muchos pueblos originarios les quitaron su hogar y hoy intentan volver, como a los judíos cuando los deportaron al exilio. No estoy solo pensando en el rol como cristianos en todo esto, sencillamente mantener el eco sonado de aquellos que bajo la injusticia de este sistema se ven desprovistos de lo que por derecho les corresponde, sigue el ansia de poder adueñandose de nuestras tierras, las transnacionales siguen expandiéndose como si nos hiciera un favor, creo en la globalización como la nueva cultura, pero no quiero que ella sea la que saque mi cama de mi habitación.

A cotinuación reproduzco una carta que envió  mi ex compañero de casa, un español, arrestado el 12 de Octubre injustamente por nuestro “querido” sistema judicial. Pasó algunos días detenido luego de su formalización por acusaciones infundadas y por no decirlo absurdas, aprovechó de escribir algunos pensamientos, y como algo de materia gris tienen los transcribo luego ¿Cuándo nos haremos cargo de lavar la ropa sucia en casa y seguir permitiendo que un vecino lo haga por nosotros?

“Queridos amigos, amigas y familia:

Vuelvo a España. Me vuelven a España. Este país, Chile, no permite a los extranjeros inmiscuirse en sus asuntos internos. No sé qué significa inmiscuirse en asuntos internos, pero según la Ley de extranjería es que “un extranjero no puede atentar contra la moral y buenas costumbres”.

Resulta que los mapuches se tomaron un terreno, para “conmemorar” el 12 de octubre, y recuperar la tierra robada y sustento de su ancestral modo de vida. Así que yo estaba, al día siguiente de la toma en un auto con dos profesores de mi escuela, y ahí nos detuvieron. Nunca entré al terreno porque no soy tan idiota como para arriesgarme a cometer delitos siendo extranjero. Así que, el día 13 pasamos la mañana en dos calabozos, yo, y los otros 39 detenidos tanto a fuera como dentro del fundo. El sábado por la tarde, fue la “formalización” y dejaron a todos en libertad menos a mí, porque llevaba la fotocopia del pasaporte y no el original (para que no se te pierda, te lo roben….), con la mala suerte de que el domingo y el lunes siguiente eran festivos, así que tenían que verificar mi identidad, por lo que pasé tres noches en la cárcel de nueva imperial. Tras eso, el martes por la mañana (ayer) me soltaron en libertad, pero como el intendente (algo así como el presidente de la comunidad autónoma, supuesto luchador durante la dictadura chilena) firmó un decreto de expulsión, me echan. Podría haber reclamado el decreto pero si lo ganaba, me tendría que quedar en Temuco todo el tiempo que dure el juicio (6, 7, 8 meses…) y arriesgarme a una posible condena si se sacaran alguna prueba falsa, testigos anónimos…. Así que en 4 o 5 días, me meten en una avión a Madrid. Afortunadamente parece que podré despedirme de la comunidad, de la escuela y de mis ya hermanos mapuche.

Los medios de comunicación me han presentado prácticamente como el cerebro intelectual de la toma y utilizado como figura mediática sin prestar ninguna atención sobre lo que realmente fue el acto político en sí que organizaron, y en todos dicen que me arrestaron dentro del fundo, cuando yo estaba en un auto a 10 kms del lugar. Yo llevaba exactamente 3 semanas en la región en el momento que me detuvieron, tiempo supongo insuficiente para organizar nada o “agitar” a los mapuches. La enfermedad de este país de admiración por todo lo occidental ha repetido implícitamente que los mapuches son idiotas como para organizar nada ellos y que tiene que venir un europeo a ayudarles, porque los indios son flojos y estúpidos.

Una persona común se siente un ser individualizado que anda por la calle, hace su vida y usa su libertad como le plazca. Con todo esto, ha sido como ver la luz. De repente, se activaron todos los estratos del poder con el único fin de echarme, los políticos, la “justicia”, los medios, y leviathan aplicó toda su fuerza para quitarse alguien supuestamente non grato. Un extranjero no puede meterse en asuntos políticos del país. El poder se estremece si alguien extranjero, que no han podido adoctrinar, viene a hablar de algo que pueda afectar a su monopolio.

Es penosamente triste lo que ha pasado, pero ha supuesto el mayor aprendizaje de mi vida. Lo que yo he sufrido en cuatro días, es lo que este digno pueblo lleva aguantando 500 años, generación tras generación y en cada familia y en cada mapuche que intenta vivir de una forma que no ha sido implantada mediante el crimen y el asesinato en toda la periferia de occidente, y ahí, todos nosotros, los occidentales, somos responsables de ello. Escribí mucho en la cárcel y os lo voy a enviar cuando lo tenga. La profunda injusticia que he visto más claramente que nunca me provoca la mayor impotencia que he sentido, pero no queda más que trabajar con ganas para que termine el expolio y la aculturación que no termina nunca.

Infinitas gracias a mi mamá, a Gustavo y Alicia, a Josechu, a Jorge Calfuqueo y a todos quienes me han ayudado y apoyado incondicionalemnete estos días. Me gustaría veros en enero, para cuando tenía la vuelta, pero en unos diitas llego a Barajas.

Se os quiere, Álvaro”

Los tierragente

 

Domingo 14 de octubre de 2007, Cárcel de Nueva Imperial

 

Escribo, desde donde nunca debió haber llegado la escritura. Porque los mapuches hablaban, escuchaban y hablaban no más. Les trajeron las letras, para así escribir lo inescribible, manipulando su pensamiento, construyendo un mapuche que creyeran representarse. Exportaron, además, letreros que decían “cárcel” que colgaban de grandes y siniestros edificios. La-gente-de-la-tierra. La-tierra-de-la-gente. No inventaron, sin embargo, la palabra “tierragente”, pues ésta expresa más elocuentemente quiénes son los mapuche. Los tierragente no tenían cárceles, porque solo la “gente” cabe entre cuatro paredes, y solo la “gente” es capaz de diseñar con pleno raciocinio un lugar donde la brutal violencia psicológica arrebata todo resquicio de dignidad humana. Tuvo que guardar en algún lado los excedentes del beneficio…y en ese lugar me encuentro, con los delincuentes, donde la rutina alcanza el grado máximo de degradación de la vida. Esto no es otra experiencia Lonely planet. La sociedad winka, adalid del progreso humano, necesitó las cárceles para continuar con la lógica por ellos generada, lógica avasalladora, y lo que es peor, irreversible.

 

Aun habiendo llegado a la conclusión de que mi mente ya nació irreparablemente encarcelada, no he podido sino sentir la más profunda admiración por quienes continúan, tras cinco siglos, buscando la manera de fugarse de la cárcel mas represiva, coercitiva, violenta y alienante, que es la que encierra al pensamiento humano en los patrones occidentales.

 

Su cárcel, nuestra cárcel, el feroz totalitarismo de las cuatro paredes concentra bajo múltiples formas el vacío de toda la especie humana. Donde apoyo mi espalda, los presos castigados en esta celda de aislamiento se sinceraron con el cemento, que ante la absoluta soledad se convierte en el único amigo a quien contar la razón de su existencia. “Dios es todopoderoso”, “Yeimi te amo”, “Carasco soy terrible bacan como amigo”, “Viejita perdoname por hacerte sufrir”, “La guerra está declarada”, “Mario y Elizabet”, “Si yo muero prisionero dejare un papel escrito pa que todo el mundo sepa que fui preso sin delito”, “Eliminarte es mision”, “No le temo hala vida el odio es mas fuerte”, “Mamita gracias por entregarme tu amor maternal que me hace ser fuerte en este lugar”, “Nunca te avandones cuando camines en contra”, “Estoy preso porque el Cristian Mariman me sapió concha de tu madre sapo culiao nos vamos a encontrar en la calle”, “No te conosco pero Dios si y por eso te escrivi esto para ti muchacho, Dios te ama”, “Calmao esta guea no es eterna”, “Hijos los extraño su papa”, “Dios me ama”, “Mi espiritu es pura oscuridad es el espiritu destructivo maldito que es pura perversión esta lleno de muerte los voy a destruir de la forma mas sanguinaria”, “No caeras preso si no rovas, no matas, no trafiques y seras feliz”, “Aguanten la cana no los gana”, “Hija mia te amo are un gran esfuerzo de portarme bien”, “Los choritos de la pobla” y numerosos y realistas dibujos pornográficos. ¿Quién va a afirmar que esta gente es mala? Venganza, dios, amor y sexo. No sé si sentimientos buenos, pero humanos. Parece que los evangélicos colaboran el trabajo de “rehabilitación”…

 

El Estado acapara el uso legítimo de la violencia. Culpa, repara, aplica la justicia. Y ayer decía Roberto en el calabozo, “la justicia sigue siendo injusta y el hambre hambrienta”. Mira cómo progresa Chile, dicen los carteles de las obras públicas. Sólo nombro algunas de las muestras de progreso que me vienen a la cabeza de los últimos días. Un asesino no cumple pena alguna ya que su condena bajó dos grados por atenuantes. Uno fue el intento de reparación del daño, consistente en pagar 45.000 pesos chilenos a la familia de la víctima. La factura de la luz (Endesa, empresa española) sube un 60% en seis meses, y miles de familias andarán con velas porque les han cortado el suministro. Toda la familia Pinochet y sus amigos generales salen en libertad bajo fianza después de robar 20 millones de dólares de las cuentas públicas. Y por llevar la fotocopia de mi pasaporte yendo en un auto con dos mapuche, me explota en la cara el progreso de este país.

 

Los lonkos mapuche eran la justicia. Aplicaban su sabiduría (kimvn) para resolver los conflictos internos. Como no había abogados, no era posible salvarte si eras rico. La libertad pertenecía a todos, así que no existían negocios de compra-venta de libertad, no era rentable. No se conocían los buffets de abogados. No existía tampoco la propiedad privada. El paraíso comunista no estaba al final, sino al principio de la historia. Hasta que se cercaron las tierras durante la dictadura, terminando así con milenios de propiedad comunitaria. Se cercó también la mente del mapuche, y cortar esa alambrada era la dedicación de los lafkenche del Budi, ya mis hermanos, el pasado 12 de octubre. Todavía no entienden “neolengua”.

 

El intento de humillación no hace sino cambiarme la vida, entendiendo plenamente el mecanismo básico de defensa del poder, que realmente ha impuesto su psicología con un éxito sin precedentes. Y ahí prevalece la virtud de Occidente. Descubrieron el veneno más potente, y tristemente sin antídoto: la dictadura del capital. Llegaron ellos a envenenar, matar e imponer, no solo autoritariamente, sino sobre todo psicológicamente. Y tras esto, la historia giró 180 grados, y Occidente no tuvo que “ir hacia” nunca más. La periferia se convirtió entonces la que “va hacia” Occidente. Quiere, necesita creer en un futuro en el que TODO sea Occidente. Y ese es el actual motor de la historia, que finalizará con un único ser multiplicado por cuanta “gente” habite en la “tierra”. Se completará la secesión de la “tierra” y la “gente”. Se habrán extinguido para entonces los tierragente.

 

 

 

Lunes 15 de octubre de 2007

 

Las respuestas humanas resisten, reforzadas por la dificultad, el totalitarismo de las cuatro paredes. No cabe el arrepentimiento, sino el aprendizaje que perdura para una futura mejor actuación, y no ser capturado de nuevo. ¿Culpa? Jajajaja.

 

Viene a la cabeza otro pensamiento, y es el de cuándo conviene sacrificar al individuo por una causa. Creo que la nobleza de un movimiento rebelde justo merece sufrimiento, pero el temor a volver a la celda quizás pueda ser capaz de eliminar actuaciones que entrañen riesgos.

 

Leviatán es todopoderoso. Nos proporciona libertades civiles en la medida que su estatus no corre peligro. Y esta falta de libertad delata que a las elites mentirosas comienzan a temblarles las piernas. La elite chilena, que vive por y para Occidente, y éste le devuelve Prozac y pantallas de plasma. Les resulta alarmante que el mapuche trabaje su tierra muchas menos horas al día que las que el chileno desperdicia con su patrón.

 

Winka: Son flojos los tierragente. Si puedes enriquecer a Telefónica, ¿para qué vives humildemente, campesino? ¡Qué egoísta! ¡Cultivas tu tierra y repartes las papas con tu familia no más! ¿No te gusta? El chorreo llega a todos.

 

Mapuche: ¡Los eucaliptos que plantaste nos secan los pozos y no permiten el chorreo! ¡No quiero tu chorreo! Me voy a Santiasco, a cultivar explotación, porque no poseo nada donde plantar. Vivo en Pudahuel pero jamás entraré al aeropuerto.

 

Winka: ¿Pero no estarían orgullosos de su cultura si tocaran el kultrun en New York?

Mapuche: ¡No estamos ni ahí po weón!

 

 

En la dictadura militar ya habría sido torturado y asesinado. Sin embargo, aunque con el revuelo casi soy un mártir político, no tengo la falsa conciencia de creerme la gran figura anti-sistema. Fui trece años boy-scout y creo que eso imposibilita a cualquiera para llegar a ser alguien muy revolucionario. Les hablaba a los niñitos de la escuela sobre John Lennon y su “All we are saying is give peace a chance”. Parece obvio que John Lennon no debe ser precisamente el modelo para los mapuche. Si haces la revolución de la cama, las forestales te arrasan no más, como don Cornelio Saavedra. Escucha winka al winka Lennon y, en paz, negocia. Devuelve, que los mapuche no usaron tu misma estrategia. Este pacífico pueblo no ha asesinado, ni violado, ni nunca invadió. Les vinieron incas, españoles y chilenos, y soportaron más que aztecas, aymaras y mayas. ¡Qué privilegio conocerles! ¡Qué inmensa suerte estoy disfrutando! ¡Qué dignidad milenaria la de los Marimán, Calfuqueo y Paillalef!

Mari Ciwew!!!

2 pensamientos en “Y verán como quieren en Chile, al amigo cuando es Forastero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s