“No nos dejes caer en tentación…”

 tentacion.jpg

 

 

Oscar Wilde dijo una vez que “la mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella”, obviamente que no es la alternativa correcta, porque en el momento más inesperado y una vez inmerso en lo tentado, con conciencia de lo que es malo, se necesita algo más que una simple oración para aminorar sus consecuencias.

 

Siempre mis padres me repiten todos los domingos cuando debo regresar a Valparaíso, llegando al terminal de buses, cuando faltan casi 100 metros: “mi niño, que Dios lo bendiga… lo libre de todo mal, de todo peligro de toda tentación….etc… etc…” y de una u otra forma veo como en mi caminar ellos forjan un sendero para que cuando ya no escuche esas palabras pueda andar seguro, tomar decisiones correctas, vivir con “calidad” de vida y mantener mi integridad con sabiduría. Y sé donde encontrar el “principio de la Sabiduría”…

 

 

 

Tentación marina.

 

El mar está hambriento,

Sus fauces abiertas ocultan el sol,

Aún en su profundidad

Aún en su vaivén noctámbulo

Aún en su vientre devorador de aire.

Un poco de arena es suficiente,

Un poco de agua y muero,

Me sumerge en su infinidad universal.

Desfallezco, su hambre me ahoga,

Me llama a él,

Como queriendo ocultarme de todo,

Intenta seducir mis sentidos

Descordinar mi pulso

Provocar un delirio tremendo

Y hacerme caer en sus cavidades.

 

Ha enviado a sus mensajeras,

No quiere que me aleje de su cintura,

Me cantan el deseo de su centro

Lúdicas, disfrazadas de ninfas.

 

Distraerme con las olas y

Montar un espectáculo festivo

No son sino la maquiavélica manipulación

De mis veintiséis sentidos

para que descienda a su lecho caprichoso

Y con estrepitosa ansiedad

Derramar en el secreto

Hasta la última gota de alma.

 

 

¿Y si fuera real el propósito encarnado

Tanto así como para reventar su encanto

En el azul estrellado de frescor y viento?

 

Egoísta, su ambición decorada de gula.

Quiere llenarse y de cada hombre y mujer

no sentirse vacía,

 

Por eso nos roba las sombras:

para enfriar el silencio infernal.

 

Ya corrió un poco de tiempo,

No es el mismo montón de aguas,

me asusta hacia los cerros.

¡mar embrutecido, suelta mi mano!

Solo mirar tu cuerpo y escuchar tus sonetos quiero,

Entrar en tus cavernas veneradas por los faustos

Y perder la muerte entre tus ropajes y zapatos.

Enterrar el gusto de un volar seguido

En medio de tus crisoles y de las bestias que te hacen compañía.

Te recuerdo:lo único que me ata a tu humedad inmensa

Es el sello fugitivo de mi propio mar

 

Otra vez parezco indeleble, entonces:

Demórame el paso hacia las nubes,

Pues desgastaría mis manos pidiéndome auxilio

Pero antes de volver a la bonanza

perforaría tus cimientos con el destello de mi diamante,

Y huiría constante y sonante

entre tus calles tapizadas de algas

 

 

No es que de ti no quiera

Ese fruto de sal y roca,

Solo es que eres pobre, no amas,

Tan solo eres tentación,

La exacta amargura errada de llamarte madre

Cuando nos abandonaste de tu vientre insatisfecho.

4 pensamientos en ““No nos dejes caer en tentación…”

  1. Super significativo y decidor el poema. Está como para estudiarlo en la enseñanza media, ¿qué quiso decir el poeta? sus metáforas exquisitas y la perfecta personificación del mar que lleva a la reflexión.

  2. Cher Amie ;potente y con mucha fuerza interior,solo recordar lo que las aguas reflejan en los humanos y es nada mas que las EMOCIONES;entonces reflexionar de aquella emocion primera

  3. No entienden lo patetico de su vida… como puede vivir alguien sin caer en la tentacion, quiene s lo suficientemente estupido para cambiar las fauces del mar profundo, donde intui del poema esta Lilith, por el lecho insipido de Eva… quien se puede permitir sacrificar todo aquello que es humano … por falsas promesas metafisicas… el camino nunca se forja, porque no hay un camino; solo aquellos debiles de espiritud temen caer en la tentacion, porque estan tan atrofiados que no podrian sentir el placer…

  4. Bueno, para quienes creemos en lo trascendental existe un solo camino, y es precisamente por medio de Aquel que logramos fortalecer nuestra debilidad espiritual y hacer menguar la corrupción que hay en la naturaleza humana, corrupción que le llamamos pecado, errar al blanco, soberbia, como quieras, y claro que es una humanidad originalmente pura, pero precisamente por esa Lilith o Eva que se rebela contra el orden de todas las cosas hace que toda una raza de seres vivientes necesiten experimentar la redención de su pobre manera de vivir y limitada forma de percibir la realidad.

    Ahí el misterio, mientras más débiles seamos en lo espiritual, más nos fortalecemos luego de cruzar por el mar de la tentación. Es una experiencia, no la arrogancia por sobrevivir a sus consecuencias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s