PREPARANDO UN DESAYUNO PARA EL HIJO

Tengo 26 años, y para mi edad pedir que el desayuno se lo vayan a dejar a la cama podría resultar una flojera de mi parte. Pero algo que no se pide sino una vez se ha hecho el momento más agradable del resto del día. “Hijo, esta lista su leche con pancito”- llegó la hora de despertar, el olor del pan con huevo y la leche con milo me dicen que tendré un buen día. Mi papá tiernamente me acomoda el plato, y con un ojo abierto y medio con algunas lagañas comienzo a saborear ese sencillo desayuno como si fuera lo más delicioso de la mañana. Pero si es un simple desayuno, se preguntarán, y me dirán ” tay bien viejito para esas atenciones…” y seguro una sonrisa habrá en sus rostros imaginandome como un joven de 25 años se despierta como si tuviera 5 años, y un papá cuidadoso de no darme un mal despertar. Wuau, de que planeta vengo…..

Es una realidad, no hay nada mejor que tener un papá que con ternura nos enseña a vivir la vida, que de una u otra forma nos orienta cariñosamente a avanzar. Tenemos la costumbre de que ante cualquier problema el hijo se dirije hacia su madre, Gracias a Dios por ellas, pero ¿cuantos de nosotros tenemos la suficiente confianza de ir donde papá y decirle lo que aqueja nuestros corazones o sencillamente decirle: “Te quiero papi”?

el-y-el.gif

¿Cuantos de nuestros discipulos se acercan a nosotros y nos tratan como sus papis espirituales? ¿A cuantos de nuestros discipulos “les llevamos el desayuno a su cama”?

Recuerdo la historia de Jesucristo, luego de su resurrección, sus discipulos sin pescar toda la noche cuando de pronto uno de ellos le divisa en la costa, y claro, ahí estaba El, Pedro se lanza al mar para alcanzarlo mas prontamente, en la medida que el resto de los discipulos se iban acercando en la barca observaban que les estaba haciendo un rico desayuno de pescados, quizas les tendría algo de pan, leche, cosas que solo esos discipulos supieron, y con ternura compartió con ellos otros 40 días antes de ir a casa de su Padre. Wuau, QUE MARAVILLOSO DETALLE…

Jesucristo, el fiel reflejo del Dios, la actitud de un Hijo compenetrada con la del Padre de modo que son uno solo en sustancia. Dios ama tiernamente al Hijo y éste le responde con cariño haciéndo la Voluntad Perfecta, reproduce su carácter en 12 personas, uno al menos capto del principio: Juan, el discipulo amado, y no es que los demás no fueran amados, sencillamente la virtud de su Amor se reflejó en aquel hombre invitándo a los que ahora somos discipulos o líderes a seguir la misma senda. El discipulado de Cristo es un discipulado de Paternidad, porque es la realidad de que Satanás ha hecho lo posible para que la humanidad sea huérfana, miles sin tener una caricia, por el contrario, el maltrato y abandono son el pan de cada día de muchos, más en Cristo podemos descubrir a un Padre que no está dispuesto a vernos en el abandono y soledad. Pero ¿Cómo opera en la práctica esta paternidad si no vemos a Dios, es complicado entender o experimentar el abrazo que apacigua nuestra alma disipando todos nuestros temores?

Entre hace unos días a un foro en que se hablaba de unos supuestos líderes entrometiéndose en la vida de quien abrió dicho foro, unos apoyaban su sentir, otros aludían a que el tiene la culpa por dejar que lo hagan, otros aprovechaban de aludir a otros líderes, pastores y ministros como dictadores, etc. entonces reflexione una vez más y el Espíritu confirmaba en mi interior el mensaje de Cristo de un discipulado paternal, muchos creyentes tienen una facilidad increíble de rebelarse a la autoridad, no les gusta como actúan sus líderes, y dejando “la crema” en sus congregaciones parten a otra iglesia que satisfaga de mejor manera sus “intereses espirituales”, de ahí surgen los cristianos itinerantes, y de esos conozco mas de 100, ¿Que sucede con esos que los engendraron en el espíritu que están preocupados de como se vistirán el próximo domingo para el culto que de las almas de aquellos? ¿Por qué ya nadie se preocupa de formar discipulos? Sencillamente nadie se siente hijo de nadie ni padre o madre de nadie, porque no han experimentado del desayuno que Dios ofrece a sus hijos por la mañana, no han probado de ese pancito con queso derretido que a las 9 de la mañana se huele invitandonos a despertar, porque para hablar de Dios como Padre son muchos los que se llenan de lindas frases y oraciones, pero cuántos son los que lo conocen como tal, y más aún conociéndolo en esa dimensión tratan a sus discipulos de igual forma?

Esta bien, la otra cara de la moneda es que muchos de los lectores nunca tuvieron una caricia de su padre, muchos ni siquiera se criaron con él, por eso hay creyentes que no discipulan, porque no quieren tener hijos, porque tener hijos si el mundo esta tan duro y dificil de vivir. Miremos las Escrituras y retornemos al plan de Dios, Nos dice “Id y haced discipulos…” en otras palabras ” Vayan y formen familias, tengan hijos pero trátenlos como yo lo hago con ustedes, y enseñenles a hacer lo mismo con otros de generación en generación”. Vamos, les desafío a despertarse más temprano, hagan la prueba y llevenle a la cama un rico desayuno a sus hijos verán como Dios les tendrá un delicioso café antes que se levanten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s